La Imaginación Elástica

¿Sabéis cuál es la cualidad más admirable que posee un globo? Su elasticidad.

Un globo es elástico, lo que quiere decir que es capaz de estirarse y después recuperar su forma original. Las personas tenemos una cualidad similar que nos permite llegar a ser cualquier cosa que deseemos ser. Esa cualidad innata que todos tenemos, en mayor o menor medida, se llama imaginación. 

Los globos representan su gran capacidad elástica en un entorno físico y la imaginación lo hace en un mundo más etéreo, mayormente vinculado a nuestra capacidad para soñar.

Tanto los globos como la imaginación son los recursos elásticos más cercanos que las personas, en ocasiones tan rígidas, tenemos a nuestro alcance para no olvidar una de las cosas más importantes que podemos hacer en nuestra vida: soñar. Necesitamos soñar para sentir que somos capaces de alcanzar aquello que deseamos, de llegar a cualquier destino, de llegar a cualquier meta.

Movidos por el ímpetu de la curiosidad, atraídos por la irremediable fuerza del saber, nos acercamos al mundo de lo extensible y lo imposible, tratando de estirar nuestro propio pensamiento hasta límites insospechados.

La imaginación es tan ilimitada como personal, lo que hace que resulte difícil describir el onírico mundo al que ésta es capaz de trasladarnos. Los globos, por su parte, nos aportan un punto de referencia al que dirigir nuestra mirada atenta, nuestro interés.

Poco a poco, nos vamos dando cuenta de que nada tiene un único significado o representación, ya que lo que cada cosa sea sólo dependerá de quién la contemple, sean cuales sean los sentidos con los que lo haga.

Dejémonos llevar por nuestra imaginación, a través de los colores y las formas, las formas y las siluetas, las siluetas y las figuras, las figuras y… la imaginación elástica.  

Y Tú Que Esperas para Divertirte Con Muchos Globos y Su Elásticidad

 

Autor: Jesús Arce

Abrir chat